Si tus padres, tus tíos o suegros viven en su casa o bien en la tuya pero pasas mucho tiempo fuera, es posible que les llames varias veces al día para asegurarte que están bien, que no necesitan nada e, incluso, para recordarles algunas tareas que tienen que hacer como tomar su medicación o ir al médico. 

Cada persona mayor vive su circunstancia particular pero es cierto que la familia tiene que valorar la decisión sobre si pueden seguir viviendo en su casa de forma independiente, o bien, necesita de algunos cuidados y/o vivir acompañados. 

Una vez analizada la situación, debes saber que hoy en día existe una innovadora tecnología que ofrece la confianza que la tercera edad necesita para poder prolongar su independenciasi así lo desean. 

¿Qué tecnologías son estas?: sensores, activación por voz, GPS, Bluetooth, conectividad por telefonía móvil, aplicaciones de monitoreo de los teléfonos móvil y otras opciones.

Los estudios aseguran que nos encontramos en “la era de la microtecnología más capacitada y de bajo costo, que permite ofrecer cuidados “inteligentes”, y así obtener mayor independencia en la tercera edad”, y esto, asegura la posibilidad de envejecimiento en el hogar. 

Y, aunque nuestro país destaca por ser uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo, es cierto que no nos exime de ciertas necesidades vitales que pueden surgir en cualquier momento. En el año 2018, el número de personas mayores de 65 años ascendió a casi nueve millones. Por lo que cada vez, es más habitual que nos encontremos al cargo de personas mayores. 

Y, aunque podemos presumir de una buena salud en nuestro país, no podemos evitar los signos de envejecimiento y la aparición de limitaciones entre las que destacan la disminución de la agudeza visual, dificultades de movimiento y una pérdida de fuerza o resistencia, así como de la capacidad auditiva. La buena noticia es que es posible convivir con este tipo limitaciones gracias al uso de herramientas de supervisión que nos hacen más fácil la vida y nos aportan la seguridad y confianza que necesitamos para seguir con el día a día.

¿Recuerdas la primera entrada de nuestro blog? En ella compartimos la historia de Confidant, el hecho que hizo que esta aplicación naciera para dar respuesta a una necesidad. Justamente tiene que ver con las personas mayores y con la posibilidad de poder ofrecerles seguridad, bienestar y confianza y, a su vez, tranquilidad a los familiares. Confidant ofrece una serie de funciones muy importantes en relación al cuidado de las personas mayores con el objetivo de poder ofrecerles independencia y seguridad por igual. 

Estas funciones son:

  • Aviso de emergencia con el botón SOS. 
  • Si la persona mayor todavía lleva una vida independiente, Confidant ofrece a sus familiares el acceso a la ubicación, a la cámara y micro si no responde a las llamadas (o en cualquier momento si tiene un mayor grado de dependencia).
  • Videollamada para acompañarles, sobre todo a aquellas personas que viven solas.
  • Protección para que el dispositivo esté siempre conectado (por ejemplo, que no activen el modo avión por error).
  • Bloqueo de apps para adaptar el dispositivo a las capacidades de la persona mayor.
  • Medición y seguimiento del ritmo cardiaco, con alertas en caso de anomalías.
  • Si no usan móvil, ofrecemos la posibilidad de usar un reloj inteligente. 
  • Próximamente, añadiremos en Confidant recordatorios programados para que aparezcan automáticamente en el dispositivo de las personas mayores, como por ejemplo: avisar de las tomas de medicamentos, recordar las consultas médicas, la creación de eventos como ir a hacer la compra, etc. Estas notificaciones son previamente programadas por sus familiares, por lo tanto, son perfectamente personalizables.

La tecnología nos permite que no solo podamos estar en contacto con ellos a través de un dispositivo móvil. Los dispositivos también implican que ellos sepan manejarlos y se aseguren de llevarlo encima y esto no siempre ocurre. Existe una alternativa: los relojes inteligentes, que permite ubicarle, ver y escuchar a través del reloj para que siempre sepas lo qué pasa a su alrededor, también la posibilidad de lanzar una videollamada automática para que te vea y te escuche a ti también. Todo en tiempo real, y sin que él o ella tenga que tocar nada. Además, gracias al sensor de ritmo cardiaco, podrá tener una monitorización constante del mismo, y mandarte una alerta automáticamente en caso de detectar alguna anomalía.

Este tipo de tecnología avanzada resulta muy cómoda y sencilla de emplear para ellos, ya que no tienen que estar pendiente ni necesitan aprender a manejarla.

Contar con herramientas de supervisión permite respetar la independencia, sea del grado que sea, de nuestras personas mayores sin renunciar a la tranquilidad y certeza de que van a estar bien. Además, a ellos les permite poder realizar acciones de socorro en el caso que sean necesarias, incluso sentir la compañía de los suyos en cualquier momento. 

Es posible que te hayan surgido dudas sobre cómo funcionan las herramientas de supervisión. ¡Nosotros te ayudamos! Puedes escribirnos a través de nuestro formulario de contacto y recibirás una respuesta personalizada lo antes posible.