¿Sabes que prácticamente el 70% de los niños y adolescentes entre 10 y 15 años tienen teléfono móvil con acceso a internet? Las estadísticas hablan por sí solas y ni podemos ni queremos ir en contra de este crecimiento. Por ello, en otros artículos ya hemos tratado temas como el uso de herramientas de control parental que nos ayudan con la tarea de la educación digital de nuestros hijos. 

Pero vamos a dar un paso más: vamos a valorar algunos aspectos que hay que tener en cuenta antes de facilitarle el Smartphone a los menores de edad, siempre con el objetivo de aumentar su seguridad. 

Las nuevas generaciones parece que hayan nacido con la tecnología incorporada en su ADN. Se manejan como pez en el agua con los dispositivos. En realidad, el uso de teléfono móvil en personas de estas edades no es negativo, ya que es un canal de comunicación que les permite estar conectados y socializarse, y también tienen acceso a ciertas herramientas útiles como pueden ser las de organización y planificación, que les ayudan en el día a día. 

Cómo configurar su Smartphone paso a paso 

Tanto si su móvil es Android o iOS, es necesario emplear filtros para bloquear contenido inadecuado. El primer paso que tendrás que dar es el de configurar el móvil para restringir accesos desde el propio sistema operativo. Lo más sencillo para ello es que cuentes con herramientas de control parental que resulten sencillas de activar. 

Otro detalle a tener en cuenta es el bloqueo de compras in-app. Para evitar que se realicen compras indeseadas, se puede desactivar la opción de compras in-app en ambos sistemas. Te sorprendería saber que no hace mucho tiempo, un tribunal obligó a Amazon a devolver más de 70 millones de dólares a padres de hijos que, supuestamente, compraron de forma accidental. Para evitar que esto ocurra, ten en cuenta los siguientes pasos:

  • Si el sistema es iOS, aprovecha el sistema forzoso de claves para poder realizar compras dentro de la Apple Store. Es más, el sistema puede restringirse más con TouchID, el cual nos permite activar una autorización a través de la huella dactilar. Dirígete a ‘Ajustes’, accede a ‘General’ y a ‘Restricciones’. Te pedirá una segunda clave de 4 dígitos para poder desbloquear este segundo nivel. En este mismo menú (Restricciones) ya puedes desactivar todo aquello que quieras incluyendo ‘Compras en la App’. Cada vez que se intente comprar algo, solicitará el segundo código para evitar compras por accidente.
  • Si el sistema es Android, entra directamente en la Play Store. Desde el menú lateral, accede a ‘Ajustes’ y busca la sección ‘Controles de Usuario’. Verás que existen varias opciones y tendrás que seleccionar ‘Pedir autenticación para realizar compras’, en esta misma opción podrás seleccionar que pida la autenticación para todas las compras, solo una vez cada 30 minutos o Nunca. Una vez elijas la opción, sigue los sencillos pasos que te indica para poder configurar la clave y evitar compras no deseadas.

Algunas páginas serán apropiadas en contenido, pero otras, es probable que sea necesario delimitar su visibilidad. Por lo tanto, tendrán acceso al navegador web pero habrá que restringir el acceso a contenidos inapropiados. 

  • En iOS, se puede realizar esta opción desde el propio navegador preestablecido. Se accede a ‘sitios web’ y ahí existe la posibilidad de limitar el contenido, o bien, elegir manualmente a qué páginas pueden o no acceder con la opción ‘solo determinados sitios web’. 
  • Si el móvil es Android, tienes que hacerlo con alguna aplicación como Mobicip Safe Browser para conseguirlo.

En cuanto al control del tiempo de uso, también es necesario tomar medidas. Aunque fomentemos un uso responsable del mismo, a ciertas edades y con el objetivo de que también los niños disfruten de otro tipo de actividades, es necesario controlar cuánto tiempo pasan delante de la pantalla. Para esto, también existe la opción de contar con aplicaciones que pongan límites de uso diario y monitoricen todo lo que se hace desde el teléfono móvil.

Funcionalidades móviles que ayudan a organizar las tareas de nuestros hijos

Pero no todo va a ser restricciones. La tecnología también nos permite dotar un teléfono móvil para los niños con aplicaciones y funcionalidades que fomenten el buen uso y agilicen sus tareas diarias. Muchos padres permiten que sus hijos empleen el móvil como herramienta que les ayude a resolver dudas que puedan aparecer cuando están realizando los deberes o trabajos escolares. Por ejemplo, la aplicación Socratic es ideal para dar respuesta a preguntas sobre historia, matemáticas, ciencias…

Otro uso muy práctico (para padres e hijos) es la gestión de alertas para recordar tareas importantes. Por ejemplo: fecha del examen, alarma para ir a una actividad extraescolar, o días importantes en los que haya que entregar trabajos. 

Te recomendamos que, además, sigas estas útiles recomendaciones sobre cómo educar a los niños en el uso de la tecnología digital. Te ayudarán en el día a día y en la gestión de la tecnología con los más pequeños.